Tramita tu RFC

Tramita tu RFC

Nunca falta que te encuentres a personas a quienes les dé escalofrío comenzar a hablar acerca de inscribirse en el RFC. La razón a esta aversión, puede deberse simplemente el hecho de que gran parte de la población piensa que una vez que obtienes esta herramienta de identificación Fiscal, debes sí o sí comenzar a pagar impuestos, cuando la realidad es completamente distinta.

Para no perdernos tanto en explicarte algunos de los beneficios que conlleva el tramitar el RFC(más info aquí), solamente te diremos que, si eres mayor de edad y deseas ingresar a alguna institución de educación media o superior, este documento te puede ayudar a que entres a los programas anuales de selección de becarios.

El sistema de becas para el bachillerato o la universidad, se divide en muchas categorías, así que no dudamos que tú puedas encontrar la que más te convenga.

A grandes rasgos el Registro Federal de Contribuyentes es un código alfanumérico que se puede obtener si nos ponemos en contacto con los asesores del Servicio de Administración Tributaria, ya sea por teléfono o bien por Internet.

Para los que no lo saben, el SAT es un órgano que se maneja de manera autónoma, pero que a su vez le reporta sus actividades a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Una vez que una persona o empresa pide su RFC, las autoridades fiscales fijan la cantidad de impuestos que debe pagar de acuerdo a lo señalado en el calendario fiscal.

Hay veces en las que se trata de una cantidad fija (sobre todo si los contribuyentes son considerados como “pequeños”). Sin embargo, hay otras ocasiones en las que no se puede establecer un monto periódico, debido a que, la compañía recibe más beneficios que en otros periodos.

Si ya cumpliste 18 años, es decir, eres considerado ante la ley como una persona mayor de edad, el consejo que te podemos dar es que no esperes más y tramita tu RFC cuanto antes.

El portal web al que debes acceder para pre inscribirte y así contar con tu RFC con Homoclave es: www.sat.gob.mx

Recientemente se le cambiaron varias cosas a la página web, con el propósito de convertirlo en un sitio más agradable y fácil de manejar.

Algunos de los beneficios de pedir tu RFC vía web es que el servicio para darse de alta está activo de forma ininterrumpida. Es decir, es posible empezar con este trámite inclusive durante un fin de semana. De hecho, eso no importa, puesto que la ley establece que una vez que el SAT ha recibido la documentación del nuevo contribuyente, dejará pasar 10 días para que éste acuda al módulo que le corresponde para recoger su CIF.

Por suerte, no tendrás que estar contando cada día en el calendario, ya que, al enviar tu formulario vía web, se te pedirá que anexes una dirección de correo electrónico personal que se encuentre activa. Será a través de ella que se te proporcione el número de folio que deberás presentar el día de tu cita.

Para preservar tu lugar y así ser atendido mucho más rápido, te sugerimos usar la página de Citas SAT.

Leave a Comment